Cómo tener una oficina en casa petfriendly

No todos los que trabajamos en casa somos solo padres de niños pequeños. Habemos muchos quienes también tenemos mascotas con las cuales hay que negociar para poder tener horas laborales sin distracciones.

Después de  tres meses de trabajar en casa, ya te diste cuenta que las mascotas también demandan atención y cariño. Además es natural que te acompañen estés donde estés. Ellos no saben la diferencia entre oficina y hogar. Para ellos, donde quiera que estés es su hogar.

Sabiendo que es altamente probable que el esquema de trabajo en casa perdure por varios meses más, es momento de revisar nuestro entorno para lograr una oficina en casa que sea amigable con las mascotas. Aquí algunas recomendaciones:

  • El área debajo de tu escritorio es un lugar acogedor para un perro o un gato y también puede ser reconfortante tener el calor de tu peludo en tus pies. Asegúrate de que el área esté libre de cualquier cosa que pueda ser masticada. Mantener elevado tu equipo de cómputo, libros y demás material de trabajo lo protegerá de pelusa y evitará que tu mascota lo use como un rascador.


  • Mantén amarrados y ocultos los cables. Esto evitará que tu pequeño se enrede mientras deambula o corre por la casa. Además de ser una amenaza de electrocución y estrangulamiento, puede tirar tu equipo de trabajo.


  • Tu perro o gato querrá estar cerca de ti, así que prepara una cama cerca o debajo de tu escritorio. Tener su propio espacio evitará que estén encima de ti o tu teclado.


  • Durante reuniones telefónicas o videollamadas deja a tu mascota fuera de la habitación. Tus compañeros de trabajo y clientes apreciarán no tener que lidiar con ladridos porque algún vecino pasó por tu puerta.


  • Dedícale tiempo. Antes de empezar a trabajar invierte tiempo en un paseo en el que tu perro pueda correr, jugar y distraerse, después aliméntalo. Esto hará que el resto del día esté tranquilo y no te pida atención frecuentemente.


  • Disminuye los riesgos de asfixia y heridas en las patas por artículos pequeños, como clips, grapas y tachuelas. Mantén todo tu material en cajas con tapas o en cajones


  • Igual que los artículos pequeños, mantén fuera del alcance de tu perro o gato productos tóxicos como tóner, tinta y pegamento.


  • Disfruta al máximo poder trabajar en la comodidad de tu casa, cerca de tus seres queridos pero en un entorno seguro y productivo.